Saltar al contenido
Pecados Capitales

Pecados Capitales

Los pecados capitales nos llevan a pensar en las peores muestras que tiene la naturaleza humana por mostrar en este mundo terrenal. ¿Quieres conocer más de cerca que tan cercano eres a cometer alguna de estas deliciosas aberraciones?

Te invito a conocer un poco más lo que hay dentro de cada uno de nosotros.

¿Cuales son los 7 pecados capitales en orden?

*Soberbia, Del latín superbia

*Ira. La palabra latina viene de la raíz indoeuropea *eis- (mover rápidamente, pasión)

*Gula, Del latín: gula; relacionado con gluttiëre, que significa tragar.

*Lujuria. Del latín luxus, “abundancia”, “exuberancia”

*Pereza. Del latín: acedia, accidia, pigritia, es la negligencia, astenia, tedio o descuido en realizar actividades.

*Avaricia. Del latín, avaritia, es el afán o deseo desordenado de poseer riquezas, bienes, posesiones u objetos de valor abstracto

*Envidia, Del latín invidĭa, la envidia es el deseo de obtener algo que posee otra persona y que uno carece.

¿Qué son los pecados capitales?

Los pecados capitales son una clasificación de los pecados que dan origen o son el origen de otros muchos pecados. La Iglesia elabora esta lista para que la gente tenga claro cuáles son los siete pecados capitales y su significado.

Saber cuáles son los 7 pecados capitales y su significado, es algo que siempre ha atraído a los seres humanos. Vamos a ir más allá y vamos a hablar de los siete pecados y siete virtudes capitales, para que entiendas el problema y apliques el remedio perfecto. ¿O es que acaso no crees que es igual de interesante (o más) saber cuales son las siete virtudes?

Es en los primeros años del cristianismo dónde podemos ubicar la chispa que dio lugar al origen de los pecados capitales.

Se hicieron muchos esfuerzos para que los seguidores de la moral cristiana entendieran de una manera más sencilla las enseñanzas del cristianismo. Al final se llegó a la conclusión de que era necesaria una clasificación. Gracias a ella, hoy todo el mundo tiene claro cuáles son los pecados capitales y las virtudes capitales para superarlos.

Las personas que impartían la moral, llegaron a la conclusión de que era necesaria una clasificación de dichos vicios, para transmitir a los seguidores cristianos las enseñanzas de una manera más clara y concreta.

Cuando la moral cristiana define a estos pecados como “capitales” no intenta hacer referencia a “lo importantes” que son. Quiere decir que estos pecados son “el origen del resto de los pecados”.